Black-Out (Cápsula 15 )

¿Alguna vez se preguntó lo que vino a hacer en esta vida, y más exactamente cuál era su misión en esta tierra? Este sentimiento es la chispa del primer despertar de su Conciencia. Él es el signo revelador de su verdadera naturaleza.

En la cápsula anterior, definimos la Dualidad que habita en cada ser humano. En primer lugar, existe la base, el recipiente, con sus fibras, sus neuronas, su carne y su sangre que constituye todo el sistema visible. Es el virus humano, última creación genética de los falsos dioses bajo las órdenes de un tirano conocido por diferentes nombres: Ammón, Moloc, Yahvé, Apolo, Baal, Marduck, etc., cuyas mitologías nos reportaron las indecencias.

El virus humano (fruto de haber violado un principio divino del cual hablaremos pronto, porque esto sigue siendo una clave importante para la comprensión) está dotado de inteligencia artificial. Es un robot biológico programado, sensible a todo tipo de condicionamientos. Él es a la vez receptor y transmisor, que ha sido diseñado para cumplir diversas funciones, cuando el más importante es mantener el bucle espacio-temporal en el que está encerrada la Tierra. Sus pensamientos y sus emociones tienen una influencia directa en el desarrollo del planeta, lo que hace de él un agente desencadenante indispensable del Blackout. Ya hemos descrito este mecanismo en detalle.

Este sistema visible llamado “virus humano”, sin embargo cohabita con otra potencia. De hecho, la Dualidad que está en nosotros es debido a la llegada masiva de los miembros de un “comando de élite” que se infiltró en esta dimensión hace mucho tiempo, utilizando como interface el agua que compone el 80 % del virus humano, y en el que está inmerso durante su gestación. La infiltración es tan profunda y anidada que luchar contra el invasor habría irremediablemente conllevado el virus humano a destruirse a sí mismo. Esto equivaldría al mismo tiempo derrotar el Blackout, fallo que los falsos dioses no pueden considerar ni siquiera un segundo. Este firmaría su sentencia de muerte. La erradicación siendo imposible y quedando excluida la autodestrucción, los falsos dioses expulsaron a la primera generación pirateada, e introdujeron una seguridad en la siguientes generaciones: un formateo profundo que se inicia al nacimiento de cada ser humano y tiene una duración de varios meses. Este formateo tiene el efecto de borrar la memoria de cada “comando” que se encuentra entonces atrapado en la matriz. En lugar de “comando de élite”, sería más exacto hablar de una “Consciencia Crística” que participa en una operación de socorro que dura desde milenios.

El recuerdo del primer blackout se nos transmitió por la tradición bajo el término explícito de “Caída”. Desde entonces, cada nuevo blackout fue una oportunidad para los falsos dioses de revisar el condicionamiento del virus con el fin de mejorarlo, pero también y sobre todo para limitar las posibilidades del despertar de la conciencia que le habita. Era necesario en primer lugar, definir el cursor de su esperanza de vida para prohibir cualquier toma de conciencia la cual podría dar lugar a la rebelión. Y en segundo lugar, era necesario sustituir su historia por otra, engañosa y culpabilizadora, de manera que los seres humanos siguen una vida de trabajo, debilitante, carente de referencia y, por tanto, sin ninguna visión de por venir. A veces, la “actualización” del virus podría haber dado lugar a cambios en su estructura. Así se estableció el “Día sin fin”, del cual hay que salir.

¿Alguna vez se preguntó lo que vino a hacer en esta vida, y más exactamente cuál era su misión en esta tierra? Este sentimiento es la chispa del primer despertar de su Conciencia. Él es el signo revelador de su verdadera naturaleza. Lo has entendido, somos los piratas, miembros del “comando” encarnados en el virus humano. Hay que evitar que se vuelva a cerrar el bucle temporal. Sin otra ayuda que se pueda esperar, debemos recordar y extraer desde nuestras propias fuerzas para cumplir con nuestro destino. Para completar cada fase del plan y salvar la tierra, batallones enteros compuestos por miles de almas se encarnaron en tantos virus humanos. Hay miles de tareas con las que cumplir y para cada tarea aún modesta, como plantar una semilla, miles se han encarnados. Y al final, es posible que de estos miles, sólo uno lo logrará, pero será gracias al esfuerzo de todos los demás. Es por eso que cada eslabón de la cadena es esencial. Y la semilla da a luz a un árbol. ¿Pero de qué forma recordar y despertar esta memoria enterrada en cada uno de nosotros?

Otra anomalía de la matriz fue pirateada para cumplir esta función. Este es un programa secundario contra el cual se desarma el virus humano. Este programa pirata se activa en el acercamiento de cada Blackout. Esto es para desviar un “arreglo” de la matriz que fue diseñado por los falsos dioses para permitirles que se muevan físicamente de un punto a otro del sistema solar. Recuerde que estos son seres que provienen de otra dimensión. Ellos no pueden materializarse y sobrevivir indefinidamente en esta dimensión que han creado. Es por eso que momentáneamente se encarnan en el virus humano, sino también en otros animales de acuerdo a las necesidades y circunstancias. En muy raras ocasiones, se manifiestan sin soporte, y entonces pueden adoptar todas las apariencias.

Pero ellos no pueden permanecer en la tierra mucho tiempo, porque entonces envejecen. Por lo tanto, para protegerse contra la radiación cósmica, están condenados a permanecer en el interior de la Tierra y cuando tienen que moverse, lo hacen en cajas de protección electromagnética, los famosos “OVNI”, que por la naturaleza de sus ondas anti gravitacionales horcaja sobre ambas dimensiones y escapan a las leyes de la matriz.

Por último, al acercamiento de “El Retorno del Rey”, los falsos dioses inspiran a los guardianes de la manada la construcción de un escudo electromagnético alrededor del planeta (HAARP). Pero regresemos a este programa pirata destinado en despertar la conciencia. Aprovechando el fallo gravitacional de la matriz, el comando de élite ha desarrollado sus propios “ovnis” que pueden entrar en nuestra dimensión

Estas “máquinas” accionadas por una variedad de robots programas tienen la misión de raptar la mayor cantidad de personas para reactivar sus recuerdos. Los “secuestrados” son colocados en una dimensión paralela, mientras que entidades / programas trabajan directamente en su ADN. Muchos miembros del comando en todo el mundo son raptados desde su más tierna infancia. El programa los señalan a través de implantes que no sólo permite la trazabilidad, sino también estimulan las memorias. Los secuestros se experimentan como un trauma, y pueden causar terribles caos en las víctimas que no entienden lo que les pasa. Por desgracia, este es el único proceso capaz de reparar algunos de los daños causados por el formateo que sufrieron al nacer. Alcanzado una etapa avanzada en el proceso, algunos secuestrados sienten la necesidad de utilizar la hipnosis con la esperanza confusa de “recordar”. Si la memoria no puede recuperarse por completo, las víctimas están de acuerdo, sin embargo, que estos eventos han cambiado por completo su forma de pensar acerca de la vida. Naturalmente los falsos dioses conocen este programa pirata y desdibujan sus efectos practicando ellos mismos secuestros.

Se trata de un amplio programa que fue desarrollado e implementado por la resistencia. No hay que desesperar de su eficacia, ya que todavía hay tiempo. A pesar de que los acontecimientos se precipitan, el Blackout no se espera para el 2012. ¿Cómo ser tan asertivo? Debido a que la población mundial aún no ha recibido el microchip. Sin embargo, es imperativo que las personas hayan recibido el implante antes del inicio del Blackout, para que a su regreso, los maestros del nuevo orden mundial de 1000 años puedan identificar los supervivientes y reunir el rebaño de zombis que van a tener que reprogramar.

Inspirándome en el movimiento Occupy Wall Street, yo acabaría así: “En la historia del mundo, sólo unas pocas generaciones han tenido por misión de defender la libertad en los momentos de máximo peligro. “Somos esa generación”. No hay ningún otro salvador que nosotros. La madre de las batallas se acerca en esta guerra de todos los tiempos. En la amenaza que está a punto de caer sobre nosotros, debe cumplirse el despertar de la conciencia.

Continuará con la próxima capsula…el día 7 de Enero 2017
Roch Saüquere

Traducido por Encarna Gutiérrez Bautista
Foto: IMAGINA Fleeting | Arte Madness

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s