Programación; Leyes de la robótica; Abominación de la Ley y salud por la Fe (Cápsula 20)

Enviamos sondas espaciales con el fin de explorar el sistema solar en nuestro lugar. Lógicamente, la evolución de la ciencia nos permitirá algún día enviar en planetas hostiles, androides diseñados a nuestra imagen. Figurarse que esto es exactamente lo que  han hecho los falsos dioses diseñando un robot biológico a su imagen, una criatura genéticamente modificada: el ser humano.

Su objetivo era tener una criatura explotable, capaz de efectuar sin protección todo tipo de tareas en su lugar en un entorno, una dimensión hostil. De hecho, una criatura ideal. Incluso algunas líneas han sido diseñadas a partir de un ADN específico para dar cabida (a la manera Avatar) a sus falsos dioses. Cuando un anfitrión estándar se consumiría después de unas horas, los “vehículos” más “puros” pueden sobrevivir y resistir a la degeneración genética durante dos a tres años. Es de este modo que los falsos dioses de vez en cuando realizan incursiones en este mundo sin experimentar la degradación acelerada del tiempo. Hacemos más o menos lo mismo hoy en día en los campos de batalla con drones que controlamos, sentados confortablemente frente a pantallas.

Hemos visto cómo y por qué los falsos dioses han limitado nuestra esperanza de vida. Ahora vamos a ver que la creación del animal humano no se limitó a una manipulación del ADN. Los falsos dioses incorporaron efectivamente en el ADN un “toque personal”: el “virus humano”, que corresponde al ego, es decir a todo lo referente del “condicionado”. Pero esta trama ella misma se basa en una programación de leyes remanentes transmisibles de una generación a otra.
El escritor de ciencia ficción Isaac Asimov, estableció tres leyes fundamentales a las cuales todos los robots deben someterse.

1 / Un robot no puede dañar a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra un daño. 2 / Un robot debe obedecer las órdenes dadas por un ser humano, excepto si tales órdenes entran en conflicto con la Primera Ley. 3 / Un robot debe proteger su propia existencia, siempre que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley. Asimov añadió más tarde una ley cero, que indica que un robot no puede dañar a la humanidad en su conjunto, incluso para proteger a un ser humano: un robot no puede dañar a la humanidad o, por inacción, permitir que la humanidad sufra de un mal. Estas leyes siendo imperfectas, el autor las complementó gradualmente por otras leyes secundarias. Por lo que, enfrentados exactamente a la misma situación, los falsos dioses, imaginaron lo mismo para nosotros, insertando leyes irrefrenables directamente en el lienzo del virus humano.

Estas leyes son los 10 mandamientos que siempre se muestran grabadas en dos tablas. “Éxodo 32.16. Las tablas eran obra de Dios, y la escritura era escritura de Dios grabada sobre sobre las tablas”. Este detalle tiene su importancia. Esto significa que estas leyes fueron diseñadas en la origen de la creación del hombre, con el fin de fijar los límites del marco comportamental del virus humano. Moisés habiendo roto las primeras tablas, sabemos que las siguientes tablas fueron talladas por Moisés, mientras que Jehovah se encargaba de escribir los mandamientos. Esto significa que una primera generación logro romper el control influente de la programación. Esto nos lleva a una anterior capsula, que cuenta como la primera generación de seres humanos, después de ser infiltrados por el “comando de élite” (el alma) logro  liberar el ADN de la matriz.

Esto obligó a los falsos dioses a instaurar para las futuras generaciones un formateo completo del virus humano desde el nacimiento para borrar las memorias de estas “Conciencias” piratas que seguían llegando. Las generaciones posteriores resultantes de la reproducción, el soporte (las tablas) de la nueva programación ya no eran directamente obra de los falsos dioses que se contentaron entonces de revisar la programación del virus humano.
Los 10 Mandamientos se reparten de la siguiente forma: 4 primeras leyes en la primera tabla; últimas seis leyes en la segunda. Al igual que en la obra de Asimov, por lo que hay 4 leyes fundamentales. Estas cuatro leyes son relativas a nuestro deber de sumisión a nuestros creadores. 

1. No tendrás otro dios que yo. 2. No te harás ningún ídolo, ni ninguna representación de lo que se encuentra en lo más alto en el cielo, ni aquí abajo en la tierra, ni en las aguas por debajo de la tierra. No te prostraras delante esos ídolos y no les darás ningún culto, porque yo el Eterno, tu Dios, soy un Dios que no tolera rivales: Yo castigo a los hijos por el pecado de sus padres hasta la tercera o cuarta generación de los que me odian. Pero actúo con amor por mil generaciones a los que me aman y obedecen mis mandamientos. 3. No invocaras el nombre del Señor tu Dios en vano; porque el Eterno no dejara sin castigo al que invoque su nombre en vano. 4. Piensaen respetar el día de reposo y dedícalo al Señor. Trabajaras seis días para hacer todo loque tienes que hacer. Pero el séptimo día es el día de reposo consagrado al Eterno tu Dios.

Mientras que las leyes de la primera tabla están registradas en una capa profunda de la programación del virus humano, y necesitan para ser transgredidas un esfuerzo de consciencia considerable y el adelantamiento de un miedo innato; las leyes de la segunda tabla, colocadas en una capa superficial, pueden ser violadas con más facilidad. 5. Honra a tu padre y a tu madre con el fin de disfrutar de una larga vida en el país que Jehová tu Dios te da. 6. No matarás. 7. No cometerás adulterio. 8. No robarás. 9. No darás falso testimonio en contra de tu prójimo. 10. No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás ni su esposa, (…), ni nada que le pertenezca a él.

En cuanto a las últimas 6 leyes, no hay ninguna amenaza, ningún castigo en contra de los ofensores, no hay maldición hasta la enésima generación. Es voluntario. Los falsos dioses lo saben bien que a menudo deberán animar a la gente a matarse unos a otros con la bendición de sus representantes. En realidad, las únicas leyes importantes sirven para proteger a los falsos dioses y asegurarse la sumisión del hombre. Las leyes secundarias no tienen otro propósito que el de organizar el marco universal de las relaciones sociales de manera que se trabaje con eficacia.
Estos mandamientos son una doble abominación. Por un lado colocan a la humanidad en un enceramiento, y por otro lado, son una terrible trampa post mortem para todos los que concentieron vivir bajo esa ley, ratificando por su pertenencia a una de las grandes religiones, el pacto diabólico que concluyó Moisés con Jehovah. De hecho, el virus humano programado, a propósito, débil e impresionable, es incapaz de no violar al menos una de las seis leyes en su vida. De este modo, con la excepción de algunos maestros extraordinarios, cada ser humano que accedió a vivir bajo esta ley se ve irremediablemente atrapado en su muerte, por el diablo que lo recupera y le pide cuentas… Es a través de este estratagema que se perpetúa el ciclo de encarnaciones que pretende disolver a fuerza de formateo, la memoria original del comando de élite (el alma).

No es casualidad de que Cristo diga en Mateo 5.17. No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; he venido no para abrogar, sino para cumplir con ello. Esto demuestra, por un lado que él es el único del mundo en poder cumplir esta ley inhumana, y por otro lado que sus discípulos esperaban que pudiera abolirla. Cristo es lúcido. Él sabe que la Ley se encuentre establecida en el interior del virus humano, y que ya ha impregnado demasiado las almas. 5.18 Porque yo les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, que no va a desaparecer de la ley ni un iota ni una tilde hasta que todo se haya cumplido. Esto significa que hasta que el black-out no se haya impedido, remitiendo todo el sistema solar en su dimensión original, la humanidad seguirá viviendo bajo las garras de Jehová y de su ley.

Sin embargo, habiendo cumplido la ley hasta el punto de ascender su ADN, puede pasarse en el mas allá y soltar a los “comandos de élite” que se encuentren allí, porque el diablo no tiene ningún poder sobre él. De este modo, el “retoma todos los pecados del mundo”. Para las generaciones futuras, su mensaje propone sustituir la ley, es decir, el pacto diabólico a cambio de una Tierra “prometida”, con la fe promesa de una vida eterna. De hecho, si los hombres se hubieran detenido de ratificar el pacto a través de su pertenencia a religiones, el diablo no habría podido reclamar sus almas.

A un hombre que le pregunta qué mandamiento seguir para acceder a la vida eterna, responde: Mateo 19.18. “No matarás; no cometerás adulterio; no robaras; no harás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre; y ama a tu prójimo como a ti mismo”. En ningún momento habla de las 4 primeras leyes fundamentales, prueba de que su misión fue totalmente guiada por su amor por la humanidad. Mirad lo que contesta a un doctor de la ley que le pregunta, para ponerlo a prueba, ¿cuál es el mayor mandamiento de la ley? 22.37: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el primero. Y el segundo el cual le es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Mirad cómo aquí solo se trata de amor. Y por la expresión “el cual le es semejante” es evidente que el dios del que habla es un Dios interior.

Por desgracia, después del último Black-out, su mensaje fue desnaturalizado y recuperado por  Jehovah que vínculo el Antiguo y Nuevo Testamento, encarcelando la humanidad bajo el yugo de su ley. Además el Cristo dice: Mateo 5.20. Porque os lo digo, si vuestra justicia no supera la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino celestial. Esto lo demuestra bien que la ley no es buena ante los ojos de Cristo ya que los escribas y los fariseos son los portadores de la ley … y al parecer, estos hombres no tienen acceso a la salvación post mortem. Y por una buena razón… Os doy cita próximamente hasta pronto.

Seguiremos… cita el día 21 de Septiembre 2017.
Roch Saüquere

 

Traduccion : Jen

Foto: IMAGINA Fleeting | Beleuchter by Christine Ellger

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s