El verdadero objetivo del proceso de reencarnación (Cápsula 21)

Por lo tanto, lo que se nos presenta como la meta sublime de sucesivas encarnaciones, esta inmersión en el gran “Uno”, este retorno en el famoso gran “Todo” como una gota de agua alcanzaría el océano para fusionar finalmente con el infinito, no es más que una desintegración del alma en la nada.

Si habéis leído las muchas cápsulas que preceden esta, ahora tenéis suficientes elementos para proceder a una relectura concreta de los evangelios y para reinterpretar el verdadero contexto en el que se habló de la palabra crística… Vimos en la última capsula la abominable trampa post mortem que representan par a la humanidad los diez mandamientos dictados por el diablo, el rey de este mundo, Jehovah .

Leer Más

Anuncios